Emociona a tus neuronas

¿Creéis que es cierto que sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro?

Alrededor de los 20 años, comienza nuestra pérdida de neuronas. Los números dan miedo, ya que se pierden unas 50.000 neuronas al día. Cuando tengamos 75 años, el 10% de nuestras neuronas se habrán largado.

Los científicos creen que cuando un circuito neuronal está hecho, que haya nuevas células neuronales podría suponer un problema, ya que interrumpiría el flujo de información del cerebro. Aquí está una de las claves.

Nuestro cerebro puede cambiar la información que está recibiendo y generar nuevas conexiones en situaciones que, ni siquiera era capaz de observar, ni darse cuenta.

Las neuronas son las células más longevas de nuestro cuerpo, sin embargo, muchas mueren en el transcurso de la vida, aunque parece un proceso natural y normal.

El Parkinson, el Alzheimer, los golpes en la cabeza, un accidente cerebrovascular, lesiones de la médula espinal, son causa de grandes pérdidas neuronales, se pierden neuronas encargadas de transmitir movimiento, memoria, etc.

Las neuronas al igual que los óvulos se crean cuando estamos en el vientre de mamá y una vez creadas, así se quedan.

Al nacer, el cerebro pesa unos 350 gramos, y al morir suele pesar un kilo más, eso quiere decir que, nuestras neuronas crecen en peso y tamaño. No es cuestión de ser más listo o tener mayor cantidad de información en la cabeza, es un proceso natural que ocurre -por ejemplo- con las orejas.

El cerebro cambia física, funcional, química y emocionalmente a medida que adquiere una nueva maestría, destreza o habilidad. Lo sabemos por las numerosas investigaciones sobre la plasticidad cerebral. En realidad, lo que nuestro cerebro hace es modificar el cableado. 

Genera nuevas conexiones neuronales y suelta las viejas. A medida que adquirimos una nueva capacidad – por ejemplo, aprender alemán – nuestro cerebro también va creando nuevas conexiones en zonas donde, antes de aprender, no existían.

Las investigaciones sobre plasticidad cerebral dicen que el cerebro humano continúa desarrollando nuevas neuronas durante toda la vida en respuesta a la actividad mental, lo que significa que la función cognitiva puede mejorar, a pesar de la edad, por lo tanto, el deterioro y el envejecimiento del cerebro pueden ser revertidos.

Estas nuevas rutas de neuronas se crean en nuestro cerebro a través del aprendizaje y la práctica, de forma muy parecida a como se forma un camino QUE ANTES NO EXISTIA.

Las neuronas se comunican entre sí mediante sinapsis y estas vías de comunicación se pueden regenerar durante toda la vida. Cada vez que adquirimos nuevos conocimientos a través de la práctica repetida, la comunicación entre las neuronas implicadas se refuerza.

Una actividad regular, así como un ambiente con estímulos afectivos, familiares y psíquicos adecuados, activa tanto las conexiones entre neuronas como el crecimiento de nuevas células nerviosas, principalmente en el hipocampo, estructura encargada de analizar y memorizar los estímulos nuevos que llegan a nuestro cerebro.

Sin embargo, debemos tener presente que si nuestra responsabilidad no está unida a una emoción, el aprendizaje de nuestra función cerebral mejora muy poco para revertir el aletargamiento.

Nuestro cerebro está diseñado para ser estimulado y desafiado, eso le gusta, lo encuentra interesante, es como una seducción, es sexi para él.

La emoción de lo nuevo sacude el bosque cableado con fuerza.

 

El árbol Transgeneracional

¿Quién no está conectado a sus ancentros? Cuantas veces hemos vivido situaciones que están relacionadas o tienen una unión directa con nuestros antepasados. Comprender los complejos lazos que se han entretejido en nuestra familia, descubrir las sincronicidades en las fechas, en los nombres, las carencias, las palabras que nunca llegaron a pronunciarse o se pronunciaron como un exabrupto, es fundamental para el conocimienro de quién soy.

Las creencias y las costumbres en las que todos hemos nacido están vinculadas al programa familiar, que mantenemos al pertenecer al linaje que hemos escogido; estos hilos invisibles, inconscientes, son los que nos mantienen unidos al Clan.

La misión, por la cual, estamos aquí, está relacionada con el darme cuenta de ¿Quién quiero ser? y ¿De qué grupo familiar provengo?

Todos sin excepción tendríamos que conocer nuestro árbol genealógico, al menos hasta la cuarta generación, o sea, los bisabuelos.

Repetir los hechos, que han formado el drama familiar de nuestros antepasados como los abortos intencionados, la imposibilidad de tener hijos, las violaciones dentro de la familia, los engaños sobre herencias para quedarnos con la mayoría del capital, el rencor entre hermanos, la idea cierta de que mi madre quiere más a mi hermana, la sustitución de un hermano después de su muerte y un sinfín de otras acciones como seguir con los mismos nombres de los abuelos o padres, fechas vinculadas a grandes acontecimientos recordados por todos; es para nosotros una manera de honrarles y de serles fieles.

Logicamente todo esto lo hacemos sin que nos demos cuenta, es totalmente inconsciente, no somos capaces de verlo y sentirlo como unido a nuestra forma de observar el mundo.

Puede tener sentido como rezan los Upanishad, que no hagamos caso de nuestras creencias y costumbres, pues la mayoría son mentiras de un programa que imitamos todos los días sin muchos cambios en su desarrollo. Lo creamos o no, repetimos en nuestra mente la mayoría del tiempo el mismo cantar, que nos hemos afirmado como nuestra verdad.

El espíritu se une a través del corazón de los hombres. Un hombre que no está viviendo su visión interna, acaba viviendo su muerte. Recuperar la identidad y el acuerdo de los ancestros, así como, escuchar el espíritu que nos envía la información necesaria para nuestro crecimiento, nos acerca más a lo que somos.

desapego-2

Desapego: un escollo complejo

Después de la identificación del dolor que genera un conflicto, viene el más difícil todavía. ¿Qué nos impulsa a escornarnos una y otra vez contra el muro?  El Desapego es sinónimo de confianza en mí mismo, para ello has de desafiar tus creencias y salir del confort de tu vida cotidiana. La comprensión transcendental del programa de nuestros antepasados y la sincera acción de saltar el baluarte del ego, hacen del desapego una dimensión tan desconocida como emocionante.

¿Qué me ocurrirá si adopto la visión de un nivel superior de conciencia?

Desapegarme poco tiene que ver con no volver a ver o hablar a alguien, intentar pasar de una situación emocional dura porque la vida sigue, separarme del asedio doloroso que he estado viviendo, incluso huir a otro escenario llamase país, trabajo o realidad social. Desapego en términos directos es llegar a un acuerdo con el Ego, para dirigirte con paso firme a la consecución de tus proyectos, propósitos, etc.

Un cuento de tradición budista nos relata el momento en que un anciano recibe la noticia de la muerte de un gran amigo. La persona que se lo comunica, le dice: ¿No estás triste y desanimado por este hecho? El anciano le mira sosegado y con firmeza le añade: Si, claro, pero ahora ya no me importa. Mi amigo vive en mi corazón. me desapego de su importancia personal y le doy gracias por lo vivido juntos.

El Ser no se identifica con el éxito y el fracaso, aprende de ambos y santas pascuas, a disfrutar de lo que hace. Las limitaciones del vivir se superan con un desapego inteligente. La vida cambia sin remedio hacia donde tú quieras. Suelta lo viejo, aunque lo nuevo aún no haya llegado. Confía en tí y haz saltar por los aires tu esclavitud.

Vivir sin demarcaciones, sin identificarme con el ego y dejar de estar sofocado por problemas y dramas puramente personales. Si te das cuenta de que efectivamente no eres tus depresiones y angustias, ya no las combates, no opones resistencia, ni huyes de ellas. Si, la depresión se hiciera presente, el desapego les dirá: Ya no me importa mi estado, no soy eso. Se acabó la tiranía de todo lo egoico y personal.

¿Acaso somos propietarios de algo? ¿No será que todo es prestado? Emprende el camino para que los pensamientos, emociones o acciones dejen de afectarte. No es moco de pavo, nadie ha dicho que sea sencillo, sin embargo, desprenderte trae consigo pasar de nivel.

Maduramos el día en que nos reímos francamente de nuestras limitaciones. Y pasamos de nivel de una vez por todas!!!