Brujas

Charlamos ayer, bajo la luna y las estrellas. Que aparte de los casos extraños de la Brujas de Salem y miles de otros juicios en Europa. Brujas hubo siempre con distintos roles, hasta hoy donde la idea del bruj@-curandero parece que tuvo más éxito. Varias teníamos la idea de que las brujas, al menos las que se denominaban brujas de verdad, poco tienen que ver con aquelarres, contacto con Satán, gato negro y pócimas de cola de rata, ojos de sapo, riñones de rana, murciélagos y demás inmundicias.

Hacían ungüentos, maceraban las flores y las hierbas medicinales. En Egipto la brujas de Isis preparaban romero, tomillo, salvia y cinamomo para los conflictos digestivos. Los índios americanos brujos y brujas preparaban toda clase de remedios y brebajes muy apreciados.

La charla se alargaba con algún trago de ron Barceló Imperial, una delicia con unas piedras de hielo. La pregunta surgió cuando alguien estampó a la noche estrellada: “A las brujas les quitaron el poder, eran grandes curanderas y médicas. Hacían hasta pócimas para el mal de amores, hoy lo llamamos depresión por el duelo a la separación. Ayudaban a las mujeres a traer los hijos, abandonar la ignorancia, luchar por su libertad y contra todos los babosos que tendrían que aguantar”

Todos nos quedamos callados, nos reímos y comentamos al unísono: Tu fuiste quemada en la hoguera en 1364, casi seguro. Más llegamos a la misma conclusión. La sociedad de las sucesivas épocas, parece que siempre son los mismos, nunca han querido que las mujeres muestren su fortaleza. Les quitó el poder, la sabiduría, los ritos psicomágicos, el uso de sus remedios.

El pueblo, también las acusaba por miedo a tener entre ellos a hijas del demonio y a los poderes tanto religiosos como políticos. El pueblo siempre ha tenido miedo de lo que desconoce. Se les acusaba de ser hijas de Satán, hay que tener una imaginación obtusa y enfermiza.

Ah! para más afrenta se las quemaba vivas, por si alguien no lo había entendido. Un símbolo oculto de saltar 3 veces la hoguera, es para restaurar y manifestar que a la tercera va la vencida, saltando por encima de toda la ignorancia y los personajes dañinos que crearon la ignominiosa imagen en torno a las brujas.

Claro que existió y existe la magia negra, hay gente que se dedique a ella. En esa época todo lo que no se entendía era obra del demonio. Anda que no hizo daño, el tio este.

Al final, todas y todos comprendimos que las brujas eran mujeres liberadas y mucho más sabias de lo que pensamos. Pero hay amiga, la historia, nunca la escriben los que perdieron. En algún momento, se cambiarán las mentiras que nos contaron en conciencia de lo que somos. Ese día no está lejano!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *