Los Fosfenos

Me preguntan a menudo, tanto en los cursos como en consulta

¿Qué son los fosfenos?

El fosfeno es la imagen almacenada en la corteza visual, que se observa después de mirar una fuente de luz, y que nos ayuda a desarrollar las capacidades mentales, intelectuales y espirituales. En definitiva nos ayuda a conectar con nuestro espacio interno. Rellena de luz la glándula pineal.

Los fosfenos constituyen un verdadero acelerador de los procesos mentales, potencian la concentración y la memoria, con lo cual nuestra capacidad intelectual aumenta. Nos resulta mucho más fácil prepararnos para realizar un exámen o dar una conferencia con calma y buen humor. A nivel pedagógico es una herramienta muy valiosa, favoreciendo la desaparición de los problemas de  falta de atención, hiperactividad.
A su vez es un instrumento de crecimiento interior o auto-transformación.

De forma natural y muy sutil purifica nuestros pensamientos y emociones, dándonos paz y serenidad. Nos ayuda en los trastornos del sueño, nerviosismo y tensión corporal.

Los fosfenos han sido utilizados desde antiguo junto a los balanceos para sintonizar nuestra conexión neuronal. Nuestros antepasados, lo hacían mirando la luz del sol al amanecer y al anochecer, luego cerraban los ojos. Lo hacían en las reuniones alrededor de las grandes hogueras y las danzas. Los antiguos elucubraban alrededor de una vela o lamparilla de aceite. Siempre hemos buscado la luz como armonizadora.

Descender a los niveles de onda corta de nuestro cerebro. Situarnos en una frecuencia entre 7 – 7.83Hz es una aventura.

Es entrar en los límites en que dejamos el consciente -hemisferio izquierdo- para entablar un diálogo con el -hemisferio derecho- inconsciente colectivo. En esa gran biblioteca almacenamos casi el 90% de lo que desconocemos de nosotros.

Conocer en profundidad el inconsciente nos lleva a dejar de hacer lo que no podemos dejar de hacer.