Las aves prefieren morir volando.

Después de un fin de semana en Madrid con el curso de hipnosis, agradable y emocionante. La visita a los amigos del alma. Me quedaron dos preguntas abiertas.

¿Para qué nos empeñamos en una vida que nos satisface sólo a medias? ¿Que nos impide cambiar lo que soy?

El viaje de materializar el cambio, se manifiesta cuando hacemos que las heridas, dejen de ser experiencias basadas en un trauma pasado. Estas emociones nos llevan a entender el fondo de nuestras creencias. El patrón de conducta que tenemos unido a los traumas que hemos soportado. No hay que esperar nada, para ponerte en marcha.

El momento presente en que acabas con los receptores neuronales que hacen que te sientas igual todos los días. Observa todos tus hábitos que se manifiestan en el inconsciente. Céntrate en el observador. ¿Quién está detrás de lo que piensas?

No soy nada, por eso puedo actuar. La clave nos la envía, el campo cuántico. El estado de creación y de ser

Si la naturaleza cambia de forma constante, porque seguimos con la idea de que cambiar el muy complicado. Salir de la vida rutinaria y avanzar en la forma de manejar nuestra mente. Disociar y romper el ruido que se forma en NUESTRO CEREBRO.

Meditar es dejar la mente en paz.

Cuando entramos en el cambio, las experiencias, las emociones se transforman en un reto para conocer otras creencias y experiencias. Tener el foco estable para el cerebro y las neuronas es una alegría. Llega la diversión, un reto para  estimular el cerebro.

Entender el programa ego, que repito como hábito inconsciente, sin darme cuenta de que estos hábitos y conductas, si los hago conscientes son parte de mi solución.

Este miedo al cambio, no es otra cosa que el miedo a lo que valemos, nuestro valor.

Tranquilos. No somos los que conducimos el tren, somos los pasajeros.

El conocimiento de uno mismo duele, quema, pues nos proporciona la verdad.

El resurgir del ser tiene el enfrentamiento, consigo mismo, como ley natural. Desaprender la experiencia nos proporciona otras emociones y un nuevo resplandor para darle sentido a la vida; nuevas acciones, nuevos objetivos, nuevas creencias.

La decisión final de cambiar tu energía, te convierte en el ser y en la quietud que le sigue. De sencillo tiene poco, de capacidad y descubrimiento mucho. Es una muesca en el alma de quién, quiere convertirse en lo que anhela.

¿Qué quiero aprender de nuevo?

Bajo todo el correr de la vida, bajo el dolor, las noches de insomnio, existe un silencio inmenso como el Universo; que desafía toda comprensión. La solución y la nueva versión de ti.

 

 

El sello

Charlabamos mirándonos a los ojos, con total claridad, sabiendo que el uno reflejaba al otro. ¿Cuáles son las posibilidades que tengo de que esta enfermedad remita? Con qué facilidad nos asustamos, pensé. Si te doy el enfoque de la mecánica cuántica, tienes TODAS. 

La experiencia consciente del organismo que eres, lo que piensas afecta a tu vida y al mundo que te rodea. Por eso, si crees que te pasa algo que es malo y que no vas a poder superar, puede que ocurra. ¿Cómo vas a cambiar la realidad si estás agobiado por ella? ¿Cómo puedo salir corriendo, si tengo una losa de 2 toneladas encima?

Si tienes plena conciencia de lo que eres, si todo está entrelazado, proyecta tu mente hacia dónde quieres y hazlo con toda la fuerza y capacidad, con determinación. No permitas que tu cerebro se conecte de nuevo al desánimo y al no puedo hacerlo. Cada persona afecta a la realidad que ve, aunque juegue a ser la víctima.

Nos reímos con amplitud, como si ese momento fuera el único que hubiera.

Las leyes cuánticas nos dicen que todas las posibilidades están superpuestas, ondas de información, potenciales que pueden cambiar cuando tu quieras.

El campo unificado. Estamos relacionados a un nivel profundo, a nivel de conciencia. Me despierto y creo el día. No te ocurre nada, crea la nueva visión que necesitas para dejar la enfermedad atrás. La comprensión de crear algo nuevo. Tu sello. Estamos conectados con todos los seres y todas las posibilidades al mismo tiempo, en un presente continuo. No estás sólo, no estás separado, entiende tu entorno espiritual nuevo. Cómo sientes tu mundo, la realidad se crea en el cerebro cada instante. ¿Que te dice en lo más profundo de ti este problema de salud?

Rompe de una vez con todas las creencias que hay en tu mente. Las creencias pueden ser muy dispares, cuando Ramón, etiquetado como esquizofrénico con estados de grandiosidad, me decía con toda la claridad: “ Jose Luis ¿Sabes lo que más ha influido sobre mí? Mis amigos y el alcohol, los libros que leí y los recortes de mis revistas de rock and roll”. Esa era su realidad y así lo creía. 

El nuevo paradigma dice que dejes de lado los sentidos, tus comeduras de cabeza. Esta vez, no lo impidas. Cada acción que emprendes, cada momento que vives, la forma en que observas el mundo que te rodea es un boomerang que vuelve. Pon tu enfoque donde tu mente necesita ponerlo. Ten la confianza, créete capaz de hacerlo. POR TI.