Los Dientes

Los dientes simbolizan las decisiones, la realidad interior y exterior pasan por los dientes que son uno de los medios para expresarme con firmeza al mundo. Los dientes, una de las zonas más duras que, representan la energía fundamental de mi ser. La capacidad interior de acoger las nuevas ideas, el amor y el alimento se manifiesta por los dientes sanos.

Los dientes son la frontera entre los besos y los mordiscos, entre el cariño y la agresividad, entre la dulzura y lo desagradable, entre la palabra amable y la ofensiva. Al tener su apertura hacia la boca, entra en conexión con la palabra, la dureza o la alabanza. La sonrisa nos muestra los dientes, ahora quietos, pero guardianes de lo que hay que masticar para comprender.

Los dientes representan la forma de agresividad. Hoy está que muerde, es una metáfora para expresar la acción belicosa. Te voy a romper los dientes, te voy a quitar la fuerza y la vitalidad que hay en ellos.

El bruxismo nos muestra una ira inconsciente que aflora en la superficie, una rabia reprimida que se expresa frecuentemente de noche, sin darte cuenta, en ocasiones hasta confirmar el desgaste de los dientes. Estoy muy nervioso interiormente, me paralizo, me muerdo las uñas, signo igualmente de borrar las garras para no atacar, no hago ciertas cosas, para no resultar herido, ni herir a los demás. Sin embargo, mi inquietud interna se mantiene, no consigo tomar decisiones precisas.

El bruxismo es la expresión física de mi frustración y de mi agresividad reprimida. Se puede dar en cualquier momento de la vida, biológicamente es más tendencia masculina y suele venir unida a ciertos tipos de representaciones oníricas que nos avisan de fracaso, peligro, temor y derrota.

Cuando me acepto y me permito sentir que me indica este carácter de mi personalidad, entonces, ocurre algo parecido a una transformación. Tenemos suficientes recursos en nuestro disco duro para ser más estables y generar enormes parcelas de abundancia en nuestro entorno.

firma