Los sueños

Alrededor de las 4:35 de la madrugada, entro en fase Rem, los movimientos oculares se aceleran y el inconsciente inicia una charla particular…estoy soñando.

“Estoy en un aeropuerto, la compañia nos envía a una especie de hotel, antes de que salga el avión a nuestro destino. Nos desplazamos y de repente estamos en un lugar donde hay una casa lujosa, allí son amables y nos tratan genial, pero nos damos cuenta que no sabemos nada sobre los horarios de salida de los aviones, ni cuándo vendrá el transporte para el aeropuerto.

Sin embargo, el trato en este lugar es supercómodo, pero al mismo tiempo crece el desasosiego entre nosotros ante la idea de perder el vuelo y tener que quedarnos ahí durante un tiempo indefinido. ¿Hacia dónde iremos? Los demás no parece preocuparles nuestra situación, nos invitan a cenar y nos agradecen la estancia allí. Todos están en otra realidad, como sino les importa lo que nos ocurre, nadie nos dá soluciones sobre nuestro vuelo y como salir de ese lugar”.

Un ruido me despierta y en mi mente recuerdo el sueño de forma angustiosa, pero completo. El inconsciente me está diciendo: “Deja ya de vivir en la comodidad, coge de una vez el vuelo que te lleva al lugar donde quieres estar, e inicia una vida llena de emociones y desafios que necesitas para tu crecimiento personal. Nadie va a hacer por tí, lo que tienes que hacer de forma definitiva. Adelante, sal de tu zona de confort y conviértete en el ser que siempre has querido”

Claros, directos, sinceros y reales así son los sueños. Ahora tengo la conciencia de lo que necesito para completar mi misión.