Muladhara

 El primero de los centros chakrales. Muladhra es la raíz y el fundamento. La base de la columna y el perineo. Sobretodo es el arquetipo de la Madre Tierra, el arraigo, el hogar, la firmeza, la estabilidad. Es el Tengo en nuestro inconsciente, el color rojo como símbolo. Los cuatro pétalos como los cuatro puntos cardinales.

Para mi resultó un centro complejo de aceptar, sobre todo respecto a la Tierra. El lugar donde me asiento, me nutro, avanzo y elimino lo que ya dejó de ser necesario.

La función de eliminación se aplica a los reinos físico, mental y emocional. Los pensamientos obsesivos, la tristeza continua, la depresión por carencia de pasión, todas estas vivencias negativas tan generalizadas, necesitan la fuerza del primer chakra.

La habilidad para crear y actuar a partir de hábitos regulares es en gran parte, una función de este chakra. Tenemos dificultad para confiar en la tierra, luego en nosotros mismos y después en lo invisible.

Nuestra carencia del instinto básico de confianza, detiene el flujo de energía hacia los chakras o centros superiores. Nos impide completarnos y desarrollarnos emocionalmente. Nos complica en la construcción de nuestras defensas contra el incómodo sentimiento de no sentir la raíz y la seguridad.

Nos deprimimos, nos aislamos y nos apenamos. Rechazamos al mundo antes de que el mundo nos rechace. Nos aferramos a cualquier cosa para creer que tenemos ruta y dirección, así es más fácil poder negar nuestra inseguridad, nuestra falta de foco personal en la aventura de la vida.

Pero ningún chakra actúa solo. Todos son parte de un gran ciclo evolutivo, que se manifiesta equilibrando las áreas superiores y dando paso a nuevas conciencias.

firma