Espiritual Cursos Ninsubur

Alta Sensibilidad

¿Por qué percibo las cosas de un modo diferente? ¿Por qué sufro más que el resto?  ¿Por qué observo y siento cosas que los demás suelen pasar por alto?

Es muy posible que durante la infancia, fueras muy consciente de esa distancia emocional y la sensación de vivir de forma más intensa las emociones.

Ya hace más de media década Jüng nos habló de la personalidad introvertida, detalló con minuciosidad los rasgos de una nueva dimensión no descrita hasta entonces y que reflejaba una realidad social: la de las personas altamente sensibles, reflexivas, empáticas y a la vez, reactivas emocionalmente.

La alta sensibilidad no es un motivo para sentirte diferente. 

El niño con alta sensibilidad va a percibir aspectos que le van a ofrecer una manera particular de enfocar.

El conocimiento de las emociones es un arma de valioso poder. Nos acerca más a las personas para entenderlas, pero a su vez, también nos hace más vulnerables al dolor. La sensibilidad  al comportamiento de los demás, desengaños, ironías, falta de compromiso ¡Es que es más raro! Tu conocimiento sobre las emociones te exige también saber protegerte. Saber cuidarte.

Se encuentran a gusto con su soledad. Son personas que disfrutan de la música, lectura, de los demás, sin embargo, es en soledad donde, en ocasiones, se encuentran más protegidos.

A la hora de hablar de las personas altamente sensibles, se les asocia al sufrimiento. A su tendencia a las depresiones, a la tristeza, a sentirse rechazados frente al comportamiento de la gente.

Y no hablamos sólo de relaciones afectivas, el cariño cotidiano, el sencillo acto de experimentar una melodía, los olores, paisajes, disfrutar de un cuadro, es para las personas altamente sensibles una vivencia intensa.

La alta sensibilidad no tiene solución. Uno viene al mundo con ese programa, con esa particularidad.  Sus preguntas internas, su tendencia al perfeccionismo, su vulnerabilidad emocional.

Una vez uno reconoce lo que es y lo que nos puede aportar, llega el momento en que debemos aprender a gestionar. No permitas que las emociones negativas te desborden en ciertos momentos. Esto es devastador para las personas con hipersensibilidad

La alta sensibilidad es vivir desde el corazón. Nadie vive más intensamente el amor, nadie se deleita más con los pequeños gestos cotidianos, con la amistad, con el cariño. Debes aprender también que los demás, van a otro ritmo, que no tienen tu umbral emocional. Entiende quien eres, acepta y transforma tu vulnerabilidad en fortaleza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *